El invierno en Budapest (de noviembre hasta el inicio de marzo) puede ser frío. Las nevadas son bastante frecuentes en la mayoría de los años, y las temperaturas nocturnas −15 °C (5 °F) no son fuera de común entre mediados de diciembre y mediados de febrero.

Los meses de primavera (marzo y abril) son variables, con un aumento rápido de la temperatura media. El tiempo a finales de marzo y abril es muy agradable durante el día y fresco por la noche.

El largo verano budapestino – que dura desde mayo hasta finales de septiembre – es caliente o muy caliente. En Budapest hace tanto calor en verano como en un país mediterráneo. También pueden caer lluvias repentinas, sobre todo en mayo y en junio.

El otoño en Budapest (de mediados de septiembre hasta finales de octubre) se caracteriza por poca lluvia y largos días de sol con temperaturas moderadas. A finales de octubre, el tiempo se vuelve bruscamente más frío.